jueves, 22 de diciembre de 2011

INFORME PRIVADO DEL MINISTERIO DE SANIDAD:

MAS DEL 50% DE LOS PACIENTES PIDE ATENCIÓN CLÍNICA, NO FÁRMACOS



El martes 20 de diciembre de 2011, en el diario El País, página 36 (sección Sociedad de vida & artes) se puede leer como cabecera la noticia: “SANIDAD CONCLUYE QUE EL PRINCIPAL EFECTO DE LA HOMEOPATÍA ES PLACEBO”. Un estudio encargado por el Congreso no halla pruebas del beneficio de la mayoría de terapias naturales. Solo acupuntura y masajes salen validados.
Hasta aquí en grandes caracteres, parece una investigación realizada por el Ministerio de Sanidad, para cuidar la salud de sus ciudadanos lo mejor posible; sin embargo, entre palabras, la letra pequeña dice otra cosa muy diferente: la empresa farmacéutica impone una sanidad basada en tratamientos con fármacos elaborados por la poderosa industria que dirige la salud mundial y estamos hablando de USA y Alemania, sedes internacionales de los mayores laboratorios del mundo.
Y ¿en qué nos basamos para decir semejante disparate? en la atrocidad misma de la noticia: “Según datos de la OMS, el porcentaje de población que ha utilizado medicinas alternativas al menos una vez es del 70% en Canadá”, escuchen lo interesante que son algunos datos, el 49% en Francia, 42% en EE.UU y…continúa la noticia: “con una fuerte tendencia en África donde el 80% utiliza la medicina tradicional y en China, país donde las terapias alternativas representan el 40% de la atención sanitaria, con la acupuntura y la medicina tradicional integradas en el sistema público de salud” “esta popularidad puede atribuirse a la preocupación de la ciudadanía occidental sobre los efectos adversos de los fármacos”
Si no fuéramos tan ingenuos, si no fuéramos tan buenos seriamos mejores, ya que entonces sin lectura ingenua, podemos decir: La ideología que comanda la acción sanitaria, la imponen los laboratorios, la financia la banca y la transmite la prensa.
El Congreso encargó, en 2007, al Ministerio de Sanidad que estudiara y evaluara las terapias denominadas naturales o alternativas (acupuntura, homeopatía, quiropraxia, osteopatía, así hasta 139 terapias diferentes) cuya popularidad se ha extendido en los últimos años, para una futura regulación.
En otro lugar la noticia dice: “Pero los resultados son muy contradictorios y muchos apuntan al “efecto placebo”. Y a renglón seguido se puede leer: “En cualquier caso, los medicamentos homeopáticos utilizados bajo la supervisión de profesionales se consideran seguros” Y parecería que apuntase a regular la práctica clínica y mejorar la formación continuada de los profesionales sanitarios, considerando intrusismo cualquier práctica no legislada.
Sin embargo, la noticia de la siguiente página denuncia el masivo cierre de farmacias por la deuda de la Generalitat valenciana, con ello podemos decir que: en la situación económico política actual, la industria farmacéutica, impone cómo se ha de pensar la salud, que se ha de recetar y no tanto quienes, pues el poder de la prensa y el de los laboratorios cotizan en bolsa como la banca.
La noticia, después de la interesante investigación realizada en la que han participado prestigiosas instituciones de la salud e íntegros profesionales, la noticia cuya ética señala una denuncia social, es decir un pedido para pensar la salud como una producción y un reclamo de todos, insisto la noticia que debe publicarse es: MAS DEL 50% DE LA POBLACIÓN SOLICITA MEDICINA SIN FÁRMACOS, pide atención clínica, no pastillas.



Dr. Carlos Fernández
Médico Psicoanalista
www.carlosfernandezdelganso.com

jueves, 15 de diciembre de 2011

AL JUGAR BIEN LLAMAN SUERTE

EL CLÁSICO: AL JUGAR BIEN LLAMAN SUERTE
UN DUELO SIN RESOLVER: ATLÉTICO DE MADRID


Agustín llega puntualmente a consulta, como cada lunes, se tumbaba en el diván repasando en voz alta los resultados futboleros del fin de semana, y ejercitando la asociación libre compara a Cristiano Ronaldo y Leo Messi como significantes (jugador que representa al club para el fútbol mundial) del último clásico disputado entre merengues y culés. Dejándose llevar por las declaraciones previas de los entrenadores de ambos clubes y la rueda de prensa después del partido, asocia de Mourinho: “tuvimos mala suerte, ¿por qué?....en la Liga cuando miro arriba no veo a nadie” repitiendo hasta cinco veces sin ser pregunta de la prensa: “no me cambio por nadie”.
Después de una breve pausa, para que el silencio elevase el tono de la presencia, Agustín se refiere a Guardiola; habla bien de sus jugadores, no le da jabón al presidente aunque se equivoque, respeta al contrario y cuando gana elogia al rival, claramente es el mister de un equipo de fútbol dirigido por un concepto grupal, poético, psicoanalítico.
Agustín, que trabaja de periodista deportivo en un prestigioso diario nacional, señalaba en su crónica del clásico poniendo en boca del entrenador luso: “al jugar bien lo llamo suerte”. Y esbozando una sonrisa sarcástica asocia, el cristianismo con el cretinismo, en un lapsus.
La inteligencia producida, en su psicoanálisis, hace que Agustín reconozca rápidamente la presencia del inconsciente, exclamando con voz risueña: “Doctor usted me dirá que, depende delante de quién se comete, puede ser un error o un acierto, ya que todo lapsus es producto de un completo y acabado trabajo del inconsciente, sobre el que el autor del acto fallido, sueño o fantasía puede asociar. En éste caso la equivocación es un acierto psíquico, ya que algo se muestra en el habla, en la escritura, la acción o en los sueños de cada sujeto hablante cuando se psicoanaliza….Ahora se me ocurrió una malicia, aquí también se puede decir: el guión del clásico es la de un padre y un hijo, te doy un gol de ventaja jugando en tu casa y te ganó.
Yo escuchaba, lo familiar de la escena: la diferencia entre un equipo grupal y otro individual pero no dije nada. Y eso era, justamente, lo que le animaba a seguir hablando: “estamos terminando el año 2011, finalizando ya la primera década del primer siglo del tercer milenio…he leído en un libro que los sueños tienen sentido, es decir, son susceptibles de ser interpretados y esto debe ser pensado, digo yo, como una conquista de la civilización que nos ha llevado 50.000 años de trabajo y estudio en la historia.
Dimensionando las cifras, se puede decir que: poder analizar los sueños, las fantasías, los proyectos, lo cotidiano y en definitiva poder hablar con un profesional es la verdadera “libertad de prensa” de la que en la facultad tanto se habla. Y –con cierto carraspeo- continúa: el sábado por la mañana escuché en una emisora de radio de la competencia…que hablaron de un artículo suyo del que rescataron la frase: “la poesía buen arma, contra la prensa rival, úsela” y después como cada domingo visité su programa de televisión “el fútbol al diván”, también leí los últimos escritos de su blog, me gusta estar informado, ya que sin formación la información es tendenciosa, por eso que en mi profesión de periodista leer poesía, entre otras lecturas, es imprescindible, ¿no le parece doctor?
La invitación de Agustín, me llevó a intervenir: en toda profesión conviene huir del confort intelectual, ya que todo líder puede creerse dios y único.
Agustín sonríe, anota algo en la libreta que suele acompañarle y continúa: “lo que no entiendo y mis colegas tampoco se explican ¿qué le pasa al Atlético de Madrid, que siendo el tercer presupuesto del campeonato liguero, con grandes jugadores, tengan como “ausencias” durante el partido que les lleva a perder fuera de casa y ocupar puestos medios en la tabla? Y pensando en lo que he dicho ¡¡ausencias!!: ¿Un equipo de fútbol puede padecer crisis epilépticas? Y el entrenador no se explica que les pasa, están como perdidos. Agustín después de una pausa y levantándose del diván dice: ¡¡necesitan urgentemente contratar psicoanálisis!!
Intervine con sencillez, terminando con ello la sesión de los lunes: “Están elaborando el duelo por las ausencias de Forlán, De Gea y sobre todo el Kun Agüero; porque si bien los directivos, técnicos, jugadores y afición, saben lo que han perdido, deben desconocer lo que con ellos se ha perdido. Una vez elaboren el duelo se podrá construir un nuevo equipo y como usted dice con psicoanálisis es posible.
Continuamos la próxima.

Dr. Carlos Fernández
Médico Psicoanalista
www.carlosfernándezdelganso.com

martes, 13 de diciembre de 2011

DILAPIDAR TANTA RIQUEZA NO TIENE PERDÓN NI OLVIDO

CARTA ABIERTA A LOS SEÑORES DEL FÚTBOL










Madrid, lunes 28 de marzo de 2011





Estimados señores del balompié: digo directivos como pude decir jugadores, técnicos, periodistas y otros profesionales que trabajan y viven por y para el fútbol, así como a todos los aficionados que se divierten día a día con el devenir cotidiano del deporte rey. A incluir a todos en esta carta, habla una voz. Al decidir unos pocos hablan los votos o el poder que otorgan las acciones. Tal vez vaya siendo el tiempo de leer e interpretar los errores (necesarios y ya cometidos) para puntuar la actualidad del fútbol, como paradigma social. Tal vez en España sucede (en el fútbol internacional también) una mayor presencia del idioma castellano y portugués que del inglés, alemán, italiano o francés. Los países de habla portuguesa y española son los que más Campeonatos del Mundo han ganado en la historia. Quiero señalar que lo íbero y latinoamericano, tal vez, sea lo más comercial, los mejores clientes y socios para conversar sobre el futuro, también, del balompié. No aprovechar la maravillosa e inigualable plataforma que representa el fútbol, para transmitir a las futuras generaciones valores como: el compañerismo, la competencia leal, el trabajo, estudio, orden y limpieza, la salud, el arte, la solidaridad, respeto…. Poner en riesgo ese paradigma social para difundir al pueblo humanidad y cultura, por villanos sentimientos de omnipotencia que se escuchan, tanto en el reparto televisivo del dinero, como en los partidos ganados, o en los desaires con el rival necesario en la competencia, en la mala prensa amarilla husmeando con la ignorancia por bandera, por la fiebre enloquecida de ambiciones malignas y la envidia mezquina donde la culpa siempre la tienen los otros. Estropear la alegría que conlleva el fútbol, la pasión de todos juntos cantando en una sola voz: gol, es un acto de guerra sucia. Algún directivo, técnico, jugador, periodista, aficionado…¿no está de acuerdo en que: se cuide el fútbol base, se potencie el fútbol femenino, se gané más dinero, se juegue cada vez mejor, aparezcan nuevas figuras, la competencia sea cada vez mayor, sean cultos los deportistas, se cuide la salud de todos, se difunda en todas direcciones, se genere riqueza para muchos?, ¿alguien no está de acuerdo en que todo esto suceda en el fútbol? Si tanta gente inteligente no puede ponerse de acuerdo, para que sigan jugándose partidos de fútbol y esté al alcance todos, la posibilidad de jugar y ver jugar a los más grandes, estaremos dilapidando una riqueza poética, que nos llevó siglos construir. Me permito una indicación precisa: en las negociaciones de los señores del fútbol sobre los temas actuales, entre los diferentes expertos presentes, no deben faltar los psicoanalistas.





Dr. Carlos Fernández del Ganso Médico Psicoanalista. Especialista en Dirección Deportiva.





domingo, 11 de diciembre de 2011

CADA VESTUARIO TIENE SU CÓDIGO

Si cuando nada más llegar al club, uno de los dirigentes, te dice la manera en la que tienes que integrarte al grupo, lo puedes entender como: consejo paternal o código del vestuario y en cada una de ellas se transmite una ideología distinta.
Al vestuario pueden, o no, entrar directivos, periodistas, políticos o artistas, pero del vestuario sólo sale “el código” previamente pactado por el equipo sin intervención posible de directiva, familia, prensa u otros.
Un equipo deportivamente triunfador, para poder serlo, se construyó en grupo y no es lo mismo construirse un grupo que construirse en grupo. Los resultados y efectos son diferentes en cada concepto grupal.
Si hay grupo hay equipo, es decir: el grupo es el alma del equipo y el equipo de fútbol es el cuerpo de la Institución deportiva, como se muestra en aquellos clubes con diferentes secciones deportivas que, económicamente, son subvencionadas por los ingresos que genera el equipo de fútbol.
Cada integrante del grupo así producido puede en su singularidad destacar en algunas tareas más que en otras, lo que le llevará a ocupar las múltiples funciones de un futbolista en el terreno de juego y la función de líder que sólo un grupo puede nombrar. El banquillo es una extensión del vestuario durante el partido.
Así como la institución deportiva está encargada de la eficacia y funcionamiento de todo, el grupo ambiciona la historia, eso es su interés, y ese pacto se cocina sólo en el vestuario.
Cuando conociendo la teoría, los resultados dicen del equipo dicen otra cosa, es un buen momento para “analizar” la cuestión. Para ese cualificado trabajo, también se precisa del especialista adecuado. Y así como no se concibe en el siglo XXI un club profesional sin entrenador, médico, psicólogo, fisioterapeuta, abogado, informático y otros profesionales entre ellos “el psicoanalista del club” capaz de realizar una lectura estructural de los posibles obstáculos y virtudes posibles de ser potenciadas socialmente en el club. En el caso que hubiera algún pedido privado, también debe ser atendido, para beneficio extraordinario del club.
Asesorar, coordinar y supervisar los sueños, delirios y ambiciones de técnicos, jugadores y directivos hace posible su materialización en cada proyecto grupal.
Si en su club hay equipo y no hay grupo, se puede empezar por ahí.
Si en su club hay grupo y al equipo no le va todo lo bien que se entrena, es un buen momento para empezar.
Si hay buenos resultados económicos y no deportivos es indicación empezar.
Si lo que pasa en su club no lo arregla nada ni nadie, los milagros dirán.

Dr. Carlos Fernández
Médico Psicoanalista
Especialista en Dirección Deportiva
www.carlosfernandezdelganso.com

viernes, 9 de diciembre de 2011

CADA EQUIPO OCUPA EL LUGAR QUE LE CORRESPONDE




La última jornada de febrero sitúa a cada equipo en el lugar que le corresponde, más allá de las quejas, suertes y merecimientos.
Almería, Málaga y Zaragoza ocupan los puestos de descenso.
El Barcelona es líder y la distancia con el segundo clasificado le permite empatar tres partidos sin perder el liderato.
Real Madrid, Valencia y Villareal jugarían también en la próxima Champion Ligue junto al futuro campeón de liga.
Espanyol, Athletic de Bilbao y Sevilla disputarían la UEFA Ligue.
El resto de los equipos lucha por alejarse del descenso, acercarse a los puestos europeos o mantenerse en primera, que ya es un premio.
Quedan trece jornadas de liga. Llevamos dos tercios disputados y resta un tercio aproximadamente de competición, entramos en el tercer tiempo lógico de capitalización del trabajo realizado. Si algún equipo considera que no se merece el lugar que ocupa puede revisar el proyecto y los posibles desvíos atribuibles, en todos los casos, a la ideología y deseo grupal.
Los equipos que mantienen la estructura grupal de inicio de liga no están peor que los que la modificaron (cambios de entrenador, fichajes, bajas) en mitad del torneo.
Mención especial queremos hacer del Rayo Vallecano, equipo madrileño de la división de plata (Liga Adelante) cuyos jugadores llevan entre seis y diez meses sin cobrar el sueldo, es decir: desde el inicio de temporada juegan y disputan sus partidos con el tesón y la ética suficiente para ocupar puestos altos en la clasificación, en ocasiones puestos de ascenso directo. Dudar de los jugadores con frases cómo: “parece que no quisieran subir” de su presidenta y/o presidente, desmerecen al cargo directivo. Así cuando los jugadores (ante las noticias públicas del grupo empresarial Ruiz Mateos) fueron a preguntar a los dueños del club, por su situación económica, estos no pudieron responder nada concreto. Según refleja la prensa deportiva, no tuvieron palabras para decir a los jugadores. No tener palabra, “parece que no quieren pagarles” podría decir un mal pensado y ¿acertaría?
Parece que cada equipo de fútbol ocupa el lugar que le corresponde y cada afición tiene la directiva que se merece, ¿o no?

Dr. Carlos Fernández
Médico Psicoanalista

miércoles, 7 de diciembre de 2011

EL EQUIPO: CUERPO DEL CLUB

Si hay grupo hay equipo, es el criterio de los entrenadores del fútbol, entre ellos, los seleccionadores nacionales de fútbol base. El fútbol base no es una categoría inferior a la del fútbol profesional, muy al contrario es la base del fútbol profesional y la que más éxitos internacionales ha cosechado en España. ¿Puede haber equipo sin grupo? Existen equipos de fútbol, con individualidades que marcan diferencias, de tal modo que cuando dicho jugador no juega o se encuentra en baja forma, el equipo se resiente, mostrándose deslavazado y desordenado el juego; en estos casos hay equipo pero no hay grupo. Bien diferente es cuando el equipo cuenta con grandes futbolistas que por grupales, desempeñan la función de líder en el equipo, y cuando no pueden disputar un partido, siguen formando parte del equipo representando el mecanismo de identificación el enlace material con el resto de compañeros, de forma tal que siempre destacará algún jugador en el partido como si se tratara de una suerte de doble por sustitución. En el primer caso una gran individualidad vale por dos pero al no haber grupo no hay Líder y casi todo depende de un jugador; en el segundo ejemplo (cuando hay grupo) es el equipo el que se duplica y en cada posición el futbolista vale por dos en el terreno de juego siendo grupal la articulación de las diferentes funciones. Los hombres deben tener los pies a la altura de los pies. El fútbol es un deporte colectivo, un paradigma grupal. A un equipo por grupal, le interesa la historia, y así hubo, hay y habrá equipos de fútbol inolvidables en donde destacaban grandes jugadores. Los cinco magníficos del Zaragoza, la quinta del buitre del Real Madrid, el drem team del Barcelona, la máquina de River, la naranja mecánica de Holanda, la delantera de seda del Atlético de Madrid y un largo elenco de equipos donde el grupo produce con la singularidad de las diferencias de cada jugador la armonía estética del deporte rey. El equipo pertenece al club, es su cuerpo. El grupo es el que produce al equipo, siendo su alma. La institución es la encargada de cuidar la eficacia y relaciones del club. El Grupo y la Institución caminan en la misma dirección, aunque el sentido puede ser diferente ya que son diferentes conceptos de tiempo los que intervienen en su producción. El tiempo grupal de un equipo de fútbol es exquisitamente psíquico es un Tiempo Histórico (recurrente, discontinúo, no mensurable, evaluado e interpretado desde los efectos) quiere decir que los hechos en fútbol no existen hasta después de ser interpretados. Los instrumentos de lectura que se utilizan para la interpretación de los resultados deben ser cuidadosamente seleccionados por ser un tiempo psíquico el que rige el grupo. En la Institución es un Tiempo Real (lineal, continúo, corpóreo, mensurable y con una dirección constante desde el presente hacia el futuro) es el tiempo del calendario de competición, de los compromisos internacionales, de lo pautado con otras instituciones, de los contratos con jugadores y técnicos, en general es el tiempo de la eficacia cuyos resultados concretos están sobredeterminados y dirigidos por el tiempo psíquico. Y éste es uno de los motivos por el que las Instituciones deportivas que mejor funcionan son aquellas en las que existe un grupo comprometido con la tarea. Un grupo es la multiplicidad de sus efectos y esto siempre es diferente a la suma de las partes. No hay grupo sin Identificación y esto nada unifica, es decir el despliegue de singularidades colabora en la materialización del proyecto grupal deportivo. Lejos de homogenizar (no hay dos equipos que jueguen igual), los jugadores y los trabajadores del club adquieren, de la poética del imaginario universal, la riqueza de sus diferencias. El lenguaje siempre nos precede, y es el significante el que impide la circularidad de lo absoluto, la armonía de lo imposible, la incertidumbre de nada saber. Cuando algo se sabe es ya conocimiento. El conocimiento se puede perder, olvidar. El saber no olvida nunca, es una memoria permanente de todo lo posible en el humano. El grupo sabe y produce en el equipo conocimientos en sus jugadores para competir. Por eso que no se puede copiar el fútbol, se pueden estudiar sistemas, reproducir tácticas, pero siempre será una constante invención su práctica, tan sorprendente el resultado para el espectador como para el equipo. Son leyes psíquicas. Las leyes no se entienden, se pueden estudiar. Son los efectos, llamados “Amor y Necesidad”, que como Padres de la Cultura Humana permitieron con trabajo al hombre erguido, transformar la madre naturaleza en ciudades habitables con calles, colegios, museos, cuarteles, parques, también cárceles, monasterios, iglesias, estadios y cementerios con algunas tumbas “vacías” de homenaje al soldado desconocido. Somos animales de horda y el hombre primitivo, después de haber descubierto que estaba literalmente en sus manos mejorar su destino en la tierra por medio del trabajo, ya no pudo considerar con indiferencia el hecho de que el prójimo trabajara con él o contra él. Adquiriendo así sus semejantes el carácter de colaboradores, con quienes resultaba útil vivir en comunidad. Después de esta breve introducción trabajaremos algunos conceptos básicos para pensar el Grupo y desplegar la fórmula: “Si hay grupo hay equipo”
Del Libro: FÚTBOL Y PSICOANÁLISIS (próxima publicación)





Autor: Dr. Carlos Fernández






Nº Reg. Prop. Intelectual: 6190/2010

lunes, 5 de diciembre de 2011

LO COLECTIVO Y LO INDIVIDUAL

No hay diferencia entre la psicología individual y la psicología colectiva, siendo al mismo tiempo y desde el principio la psicología individual, grupal. El sujeto psíquico es social, simultáneamente es psíquico y social, siendo desde lo social que sabemos de lo psíquico que genera ese social. De modo que el otro semejante (el compañero, el entrenador, el rival) forma parte de cada uno ya sea como adversario, modelo o auxiliar. Del Sujeto también podemos decir que es dividido (inconsciente-conciencia) y doble (a la vez masa y singular, grupal e individual). Como grupo repetimos el primero al que pertenecimos: el familiar y, como masa repetimos la forma más primitiva de sociedad: la horda primitiva.
El sujeto es una articulación de deseos, de modo tal que en cualquier proyecto se debe poder pensar e incluir a todos aquellos que se impliquen, que pidan pertenecer, ya que todos los elementos de la ecuación forman parte de la fórmula, pero es la fórmula la que permite, por estructural, que las diferentes variables se puedan relacionar entre sí; de modo tal que ningún elemento aislado es por “si mismo” la fórmula. Y la fórmula (representación de la estructura, vacío formal de la teoría) no puede aplicarse si la articulación de sus elementos no se enuncia correctamente.
Se puede no estar de acuerdo con un compañero del equipo de fútbol, pero si el desacuerdo es con el proyecto grupal del club, será un obstáculo, una fisura en el integrante, que puede poner en peligro la tarea deportiva.
Se juega como se entrena, quiere decir que la lectura, la interpretación es por acción diferida, por recurrencia, desde el efecto se puede interpretar, desde el punto se puede leer. Un partido de fútbol se puede interpretar (producir lo que no existía) después de jugado, y esa lectura es eficaz sobre el grupo para el próximo evento, pudiendo el equipo jugar y leer el partido marcando las pautas del encuentro de acuerdo a lo entrenado disfrutando de lo novedoso que produjo sobre el grupo la interpretación.


Del Libro: FÚTBOL Y PSICOANÁLISIS





Autor: Dr. Carlos Fernández





Nº Reg. Prop. Intelectual: 6190/2010

sábado, 3 de diciembre de 2011

LA POESÍA BUEN ARMA, CONTRA LA PRENSA RIVAL, ÚSELA

EL CLÁSICO YA SE DISPUTA EN LA PRENSA DEPORTIVA


Podemos leer estos días: “la prensa catalana denuncia una campaña orquestada por los medios madrileños que tendría como objeto presionar…”o “el aparato mediático del Madrid está haciendo todo lo posible para que…” Y la prensa madrileña se postula en términos similares contra el Barcelona. No toda la prensa, si las que dicen contar con mayor número de lectores; de tal modo que la prensa madrileña y la catalana son los primeros en “disputar” el clásico, dos semanas antes de jugarse en el terreno de juego.
Queremos señalar que en el ejercicio de la discusión, los medios de difusión se olvidan del deporte, lo que puede explicar porque no es portada principal la final de la Copa Davis que hoy comienza y otros días, por ejemplo, el fútbol femenino ganando partidos al masculino…
Al lector hay que pensarlo inteligente, él sabe buscar en las diferentes secciones lo que interesa su mirada, además en un “diario” se espera encontrar como portada la noticia principal que diferentes deportes y personajes pueden ocupar. Sin embargo más de lo mismo (si esto fuera posible) aleja a los millares entusiastas lectores de la buena y productiva prensa escrita.
Tomen nota otros medios de expresión, ya que, es tan doblemente injusto impedir a los periodistas de radio informar desde los estadios como teñir las noticias, de rosa o amarillo, a los lectores, radioyentes y televidentes.
Si se toman el trabajo de investigar durante un tiempo los diferentes medios de difusión, siempre encontrarán profesionales inteligentes, libre pensadores con honradez en su quehacer y pocos buenos escritores. También es cierto que algo similar sucede en otras profesiones.
Estos últimos años se han publicado docenas de libros que intentan dar cuenta del lado humano del deportista o rescatar anécdotas, escritos por el prestigio que supone representar la alta esfera deportiva. Es meritorio seguir aprendiendo toda la vida, sin preocuparnos excesivamente por los resultados editoriales, como es de bien nacido reconocer y ser agradecido.
La inoculación que la poesía ha producido en la prensa deportiva, es irrefutable y desde los efectos en la realidad, podemos decir que genera el deseo de escribir en los periodistas y saben que para ello deben previamente ser lectores de poesía. La diferencia entre un libro escrito y un periódico publicado no radica en el formato ni en la edición, ya que la razón cierra la puerta a la creación. Esto último que he escrito lo pueden leer en los libros.
La poesía buen arma, contra la prensa rival, señor periodista úsela.

Dr. Carlos Fernández
Médico Psicoanalista
Especialista en Dirección Deportiva
www.carlosfernandezdelganso.com

sábado, 26 de noviembre de 2011

LA REALIDAD SE PRODUCE

Otro dato fundamental en los grupos, son las relaciones “Inter e Intra”, de modo tal que podemos decir que no solamente hay relaciones intersistémicas (entre los jugadores, entre los técnicos y entre las Instituciones) además y, esto es fundamental, existen las relaciones intrasistémicas (un sujeto se relaciona también consigo mismo, cada jugador puede ser diferente en cada partido) y la lógica psicoanalítica va de lo particular a lo general. Lo internacional permite, es límite de lo interno y externo. Un jugador, un directivo pertenecen al club y en cada deportista, en todo profesional existe un club, en cada sujeto hay un equipo, si el concepto que nos dirige es grupal y estamos de acuerdo con el proyecto deportivo.
Estar de acuerdo, es acordar que solos nada podemos, que lo mejor de cada uno está fuera de uno mismo (en el grupo que me produce), que el peor rival anida dentro de la piel cuando existen afectos contrarios al pacto, cuando a pesar de haber firmado el contrato laboral no rubricamos con el contrato emocional de pertenencia y pertinencia.
La realidad se construye, no hay realidad psíquica, no hay realidad material, concreta ya hecha esperándonos. Todo lo humano se construye con trabajo, entrega y dedicación.
Sabemos, los especialistas en psicoanálisis deportivo, que es la realidad psíquica la que produce una alteridad en la realidad material; una realidad objetiva, concreta, una objetividad nueva, un nuevo nivel de objetividad que inaugura una doble alteridad con la que poder pensar al sujeto en lo social y al profesional deportivo en la competición.
Sin la interpretación psicoanalítica que produce el método y la técnica, sin la interpretación no hay palabra y acto simultáneo. Es decir cuando hay grupo se juega en equipo. Después la vida, el partido, las lesiones, el árbitro, el público, los postes, el azar con sus propias leyes que nunca son azarosas, sólo después el jugar puede ser un estilo de pensar, de vivir, un hacer donde jugar será vivir.
Y no se trata de convencer (con-vencer) sino de conmover (con-mover), porque no se pueden vencer, no se puede luchar contra los antiguos pensamientos. Lo que se puede es incluir los nuevos pensamientos y estos trabajaran, en la medida del deseo del sujeto, a los antiguos pensamientos, pudiendo transformarse el profesional deportivo y con ello se producirán nuevos resultados en la realidad del deportista.
El psicoanálisis, en este sentido, no viene a arreglar nada en el fútbol (si es que hubiera algo que arreglar) ni a sustituir alguna profesión por otra. El psicoanálisis deportivo es un instrumento eficaz, novedoso y por ende no comparable con otras funciones dentro de un equipo de fútbol. Los efectos hablan por si mismos.
El psicoanálisis puede leer la superestructura y la infraestructura del deporte, al poder escuchar las diferentes relaciones Inter. e intrasistémicas de los sujetos implicados en el fútbol. Esta lectura, este estudio, esta puntuación que realiza el psicoanálisis del fútbol, puede ser útil para ampliar, sumar y mejorar la dinámica psíquico-social de los sujetos que participan en la experiencia grupal. Que de ello se desprenda, una estética deportiva, triunfos en buena lid y una economía política rentable, son beneficios extraordinarios del propio deporte, estudiado por las diferentes disciplinas científicas.
El concreto de pensamiento, desde Marx es palabra y acto al mismo tiempo. Y desde Freud la palabra designa la cosa, la produce, es decir que lo que se enuncia bien está claramente concebido.
Hay ley del deporte y reglamento en el fútbol, ya que el fútbol se considera un deporte, es decir sujeto actualmente a leyes, normas y regulación de ámbito nacional, continental e internacional. Así existen diferentes organismos como la RFEF, UEFA, FIFA con potestad sobre los torneos españoles, europeos y mundiales. Siendo el lenguaje internacional, lo simbólico e infraestructural, que permite pensar en cada país, la lengua, en la que proyectar el crecimiento deportivo entre otros. Somos “unos” entre otros “unos”. Y, no siempre fue así, hubo un tiempo en que la libertad fue máxima, el viento imperaba en cualquier territorio, la fuerza se imponía, los dioses reinaban los corazones y la peste era una ciudadana con credenciales. Pero el hombre construyó disciplinas, teorías, ciencias para, entre otros hombres, dominar la naturaleza y con trabajo transformarla en habitable.
Los diferentes objetos de conocimiento de cada ciencia produjeron rupturas epistemológicas, es decir distanciamiento de la realidad, analizar los prejuicios que obstaculizan lo nuevo, estudiar todo aquello que no era ni mensurable ni visible y sin embargo sobredetermina lo humano. La teoría de los números naturales, la teoría heliocéntrica, la teoría de las especies, la teoría del valor y la teoría del falo han permitido repetir lo diferente y verificar en cualquier lugar lo singular del humano, ya que todos soñamos, somos sujetos psíquicos y sociales, siendo el grupo la máquina productora de estos sujetos.
La poesía fue en todos los casos método de conocimiento, eficaz instrumento, capaz de apropiarse de cada realidad, para transformarla y develar alguna ceguera en el hombre. Y así el hombre pudo llegar por ejemplo a practicar junto a otros compañeros algún deporte en equipo y enfrentarse con otros por haber podido previamente pactar el futuro desencuentro, marcado por un punto final y aceptar el resultado, efecto del juego.
Los hechos sólo existen después de ser interpretados y los sentimientos son siempre infantiles. Por eso hasta que no hubo un código escrito, una reglamentación que legislara la práctica del fútbol (hecho que sucedió en un tiempo lógico) éste no se pudo practicar como tal deporte. Antes de estar escritas las normas de su práctica no se sabía de qué se trataba, era un juego más de pelota. El tiempo lógico es el tiempo colectivo, es decir el tiempo del sujeto psíquico, que nos permite pensar el sujeto de las ciencias, el sujeto de la ética, el sujeto de la lógica grupal que puede transformar la ideología; considerando que la ideología, como interés de los gobernantes, es el conjunto de modos y creencias inconscientes que permiten el manejo de la realidad.
El tiempo lógico que dirige los grupos es un proceso de tres situaciones que suceden a la vez: instante de la mirada, tiempo de comprender y momento de concluir, momento de concluir, el tiempo de comprender del instante de la mirada. En la producción de todo grupo interviene este proceso colectivo.
La poesía, como instrumento de conocimiento es precisa: Vivir, desde el principio es separarse y dejar algo, también es abrirse a otras realidades. Por eso que apropiarse de los nuevos conocimientos y que lo desconocido, que ya gobierna, puntúe los nuevos sentidos en todas las direcciones del deseo, es una apuesta fuerte.
El trabajo de todos los integrantes de un club de fútbol, los proyectos de las diferentes instituciones deportivas, dependiendo de que en su rodar azaroso el balón penetre la portería contraria, que es la meta propia, es una apuesta fuerte. Y sabemos que el azar tiene sus propias leyes que no son, para nada, azarosas.
Que todo o casi todo (la comida de varias familias, los proyectos empresariales para nuevas inversiones, los diferentes planes de salud y educación, la calidad de vida de los vástagos, la creación o no de cantera…) que casi todo dependa de ese “azaroso” rodar del esférico, es una apuesta fuerte. Sobretodo cuando sabemos que el azar está sobredeterminado por las leyes del juego, que no hay azar sin ley, que un cristal nunca se rompe azarosamente, sigue en todos los casos sus líneas de fractura.
La economía, la anatomía, la política y el deporte también tienen leyes.
El dolor es inevitable, y habrá para todos, es un límite del cuerpo. Que no tenga umbral, que sea inmedible no significa que no se haya intentado hacer cuantificable (hay escalas del uno al cinco) pero siempre es subjetivo (pertenece al decir del sujeto).
Y dolor habrá siempre, se puede amortiguar, calmar, sedar, transformar o gozar. Siempre está el goce de lo que no sirve. Siempre habrá quien busque el sufrimiento con anhelo y pasión ya que la culpa inconsciente anida en todas las almas. Y con el alma no se puede acabar, es una producción en la historia del pensamiento. Se la puede analizar, curar, transformarla en calma, fortuna, pasión...
En el jugar, es ley del juego que: a veces se gana y otras se pierde.
Habrá pues que aprender a participar (aprender las reglas del juego) si se quiere jugar. Hay leyes que se produjeron tras largos siglos de investigación: las matemáticas, la física, el marxismo, el psicoanálisis, el derecho, la lingüística, la química, la biología, permitieron, y en la historia de los juegos de pelota se puede apreciar, como el hombre llegó a inventar el fútbol, tal vez, no por casualidad en Inglaterra.
Fue en Inglaterra donde Karl Marx investigó y produjo por escrito su obra: El Capital. La teoría del “Valor” enunciando la Ley de la economía política en la producción y distribución del capital en su conjunto, tomando como ejemplo de estudio, la industria inglesa. Posiblemente una de las teorías más revolucionarias de los últimos siglos junto con la teoría del “Inconsciente” del Psicoanálisis.
Diferenciar el tiempo cronológico del tiempo lógico es tan importante como la asimetría que existe entre la palabra hablada y la palabra escrita. Quiero señalar, y esto nos puede llevar toda una vida, que en todos anida una ideología, que no se puede no tener ideología y que según sea la teoría que nos piense, así será la ideología que nos gobierne. Sabemos que en todos los casos, es inconsciente la transmisión de ideología y nunca deja de funcionar.
En la acción se ve la ideología, luego no se puede decir cual es la ideología antes de la acción. Se puede, eso sí, interpretar después de la acción.
La ideología nada tiene que ver con las ideas; es decir el momento de la ideología impide pensar, es lo que determina la acción, de tal modo que sin ideología no hay acción, no hay movimiento, no hay sujeto psíquico, no hay sujeto social sin ideología.






Del Libro: FÚTBOL Y PSICOANÁLISIS (próxima publicación)





Autor: Dr. Carlos Fernández




Nº Reg. Prop. Intelectual: 6190/2010

viernes, 25 de noviembre de 2011

¿QUE RELACIÓN HAY ENTRE LA SALUD Y EL DEPORTE?









En el deporte, en cualquier actividad deportiva, hay siempre un elemento en juego: el deportista.





Los humanos somos singulares en todas y cada una de las diferentes facetas en que participamos: familia, trabajo, estudios y así ocurre también en el deporte. Esto se hace más notorio, aún, en los deportistas profesionales debido a la exigencia de la alta competición, que no empieza ni acaba en el terreno de juego.





Es muy importante para el deportista, en la obtención de buenos resultados, el cuidado permanente de su cuerpo. Pero no alcanza únicamente con entrenar el cuerpo. Todos los profesionales del deporte, y el fútbol es un claro ejemplo, conocen la importancia que representa el estado anímico en la obtención de los mejores resultados.





Y, tal vez sea muy severo, pero los resultados en la alta competición son la proa que juzga el futuro del deportista.





Los especialistas en psicoanálisis conocen perfectamente la complejidad de los diferentes afectos, emociones y la relación de estos en el grupo, donde se desarrollan la mayoría de los deportes de equipo, como es el caso del fútbol.
Diferentes factores se pueden pensar: desde la prevención y evolución de las lesiones, o cómo se viven los resultados adversos, incluso los momentos posteriores a los grandes éxitos, ya que hemos visto caer estrepitosamente prestigiosos clubes deportivos, o estropearse grandes deportistas después de un título o una marca histórica, un record, o un cambio de club que “debía” conllevar un beneficio económico o mejora deportiva.





Importante en la vida cotidiana y el entrenamiento “invisible” de un deportista son las “situaciones de cambio” como: una boda, una participación internacional, ser nominado para algún premio, el nacimiento de un hijo, la muerte de un familiar, cambiar de club o de país, descensos o ascensos de categoría, jubilaciones…que pueden conllevar dificultades. Situaciones de cambio que hay que atender con precisión, ya que son las pequeñas modificaciones las más difíciles de obtener y generalmente las que más transformaciones representan para el deportista.

jueves, 24 de noviembre de 2011

EL GOLEADOR ES SIEMPRE EL MEJOR POETA DEL AÑO









El gol es la fiesta del fútbol. Al máximo goleador en España, se le da el trofeo Pichichi ¿Quién era Pichichi?

El trofeo “Pichichi” es un premio otorgado por el periódico deportivo Marca al máximo goleador de la primera división de la liga Española de fútbol. El premio recibe éste nombre en honor del famoso jugador del At. de Bilbao: Rafael Moreno Aranzadi, apodado futbolísticamente “Pichichi”, que destacó por su gran capacidad goleadora entre los años 1910 y 1920. Rescato una frase del famoso cineasta Pier Paolo Passolini: “el goleador es siempre el mejor poeta del año”.




miércoles, 23 de noviembre de 2011

FÚTBOL Y POESÍA














¿La imaginación, la fantasía, juega, interviene en el fútbol?

Poetizar no es más que jugar y no fantasear. Es decir el poeta (el futbolista) es poeta (jugador) porque no abandona el juego, no es que nos cuente sus fantasías (ganar o perder), sino que, lo que nos cuenta es cómo juega con las palabras (balón).

Hay una diferencia fundamental entre el juego y la fantasía; y es que para fantasear no se necesita la realidad, de modo que cada vez que fantaseo soy un ser aislado que inventa una realidad nueva que no existe y que nada tiene que ver con la realidad. Por ejemplo el niño cuando juega siempre toma un elemento de la realidad para jugar, y el poeta cuando juega siempre juega con la realidad, de modo que tanto el juego del poeta como el juego del niño son la transformación de una realidad conocida.

Rescatando la frase: “Fútbol es fútbol” escuchada a Vujadin Boskov, podemos pensar que en la historia del fútbol intervienen, juegan nociones y conceptos del pensamiento a través de frases científico-poéticas.

martes, 22 de noviembre de 2011

PSICOANÁLISIS Y FÚTBOL -La variable afectiva en la alta dirección-

LA VARIABLE AFECTIVA EN LA ALTA DIRECCIÓN


Todos tenemos necesidades económicas y afectivas. Las Necesidades afectivas de sentirnos queridos, valorados, reconocidos son, a veces, más importantes que las económicas. De estos dos tipos de necesidades se desprende: una demanda, un pedido de sueldo, de reconocimiento social, de pertenencia al club. Las necesidades, siempre subjetivas, son las que generan el deseo. Sin necesidades no hay deseo.
No hay en el sujeto ninguna necesidad que no pase por la demanda de amor y por el deseo sexual.
En la preparación y formación de todo profesional deportivo se debe conocer dos principios: 1) Eliminar el cuerpo no vale. 2) Eliminar lo psíquico no vale.
Los que pretendan formarse como directivos, técnicos o jugadores se equivocan si no consideran el cuerpo y el psiquismo; resultando un fanatismo ideológico trabajar solamente con una de las dos facetas del ser humano. Y el afán de buscar la perfección fomenta lo bélico por pretender ser lo que no son. Si no fuésemos tan buenos seriamos mejores y en la maestría se cumple que el maestro no enseña, de un maestro se aprende.
Se puede desear lo mejor para uno mismo y para los demás. A veces no deseamos lo mejor, rechazamos ayudas, mostramos desprecio en nuestros actos. Y como Directores Deportivos se pueden encontrar en el desempeño de su función con colaboradores que sienten envidia y maltratan a los compañeros, o empleados que muestran “inconscientemente” un complejo de inferioridad y sentimientos de culpa, o situaciones de gran intolerancia, boicot en los proyectos y, entonces ¿qué hacer?
Partamos de la siguiente hipótesis de trabajo: “Los sentimientos nos engañan”
La conciencia percibe sólo lo que nos interesa. Decíamos antes que la conciencia funciona como los órganos de la percepción (ojos, oídos, piel…). La conciencia tiene ojos para fuera y para dentro y, aquella información que más interesa al sujeto, como la conciencia no la puede acumular, pasa en forma de recuerdo al inconsciente y, allí lo almacena en la memoria. En la memoria está todo lo aprendido (los sentimientos también se aprenden) Todos tenemos una manera de amar, de odiar, que adquirimos principalmente en el entorno familiar.
Los sentimientos son susceptibles de engaño, prueba de ello es que a veces amamos lo que nos hace mal, odiamos a alguien que nos ayudó, tropezamos varias veces con la misma piedra, creemos firmemente que el sol gira, se mueve alrededor de nosotros y que uno mismo es el centro del universo o de su familia o lo más importante de su equipo, cuando en realidad es la tierra la que gira alrededor del sol, somos todos reemplazables y nuestra manera de amar, de trabajar, de negociar, ya está escrita en algún libro aunque no lo hayamos leído.
Los sentidos nos dan una información de la realidad que siempre se desdobla en manifiesto y latente, es decir una apariencia de las cosas, un conocimiento y desconocimiento de los hechos. Así miramos el sol y vemos como sale, como se oculta, tenemos la sensación, que nos dan los ojos, de que el sol se mueve cuando en realidad es la tierra la que gira alrededor del sol. Conozco el sol y desconozco su movimiento real, confundiéndolo con el movimiento aparente, del que me informan los órganos de los sentidos.
En cada acto humano se realiza un deseo inconsciente.
Otro ejemplo de que los sentimientos nos engañan: conocemos a una persona y el primer día sin apenas hablar con ella nos cae mal, unas semanas después nos hacemos amigos y terminamos confesando lo que el primer día nos pareció.
En realidad cuando rechazamos a alguien, es algo de nosotros que rechazamos, es algo de nosotros con lo que no estamos de acuerdo, aunque generalmente le echemos la culpa al otro o a la realidad. Siempre vemos la paja en el ojo ajeno. Los defectos, los malos pensamientos los desplazamos, gracias al mecanismo llamado de Identificación. La Identificación es un mecanismo por el cual ponemos en los demás características de lo que fuimos, de lo que somos o de lo que nos gustaría ser.
Entonces la frase “los sentimientos y los sentidos nos engañan” habría que transformarla en que “nos interesa” dejarnos engañar por los sentidos y los sentimientos. Es decir, vemos lo que no hay, esperamos que se cumpla lo que nunca pactamos, pretendemos que nos quieran sin hacer nada a cambio. Vamos a veces por la vida con un carácter de excepción (si tuve mala infancia me considero con derechos extras, por ejemplo impunidad para maltratar) Los sujetos nos engañamos a nosotros mismos para llevar siempre la razón, para imponer nuestra verdad. Aunque con ello nos fastidiemos la vida. Y cuando no queremos reconocer algo que nos pasa, eso que no queremos reconocer, maneja nuestra vida.
Cuando escuchamos y miramos, siempre lo hacemos desde modelos ideológicos aprendidos. Para todos nosotros existe lo que llamamos “nuestra verdad”.
La manera de ver la vida, está determinada por cómo piensa y cómo siente cada uno. El problema puede surgir cuando creemos que esa verdad, esa manera de pensar es la única manera de pensar. Cuando decimos “yo soy así” “es mi manera de ser, de pensar”, negamos las diferentes maneras de ser o de pensar. Entonces los sentidos no nos engañan, sino que los utilizamos para ser engañados por nosotros mismos, Así a veces juzgamos a los demás por la apariencia y pre-suponemos, pre-juzgamos, es decir hacemos juicios de atribución, le atribuimos al otro, lo que previamente pensamos, en lugar de escucharlo, de ejercer la tolerancia y aceptar las diferencias de las cuales se pueden disfrutar y con lo que además se puede hacer negocios.
También nos engañamos cuando hacemos responsable a la realidad de todos los males que nos aquejan y, no nos implicamos como actores principales de nuestras vidas, aceptando que si a uno le pasó “eso”; algo tendrá que ver con su vida.
Hacer responsables siempre a: los jugadores, al compañero, al entrenador, a los árbitros, al terreno de juego y no hacerse responsable, cada uno, de estar implicado en esa derrota, en esa clasificación inadecuada, en esos conflictos permanentes con la prensa o en la debacle económica; es propio de personas muy narcisistas que utilizan sus sentimientos para engañarse y vivir engañados, aunque no engañen a nadie, a no ser que sean cómplices y por ende responsables de un narcisismo exacerbado.
La valentía de la autocrítica, analizada, termina venciendo la cobardía, silenciosa, que todo lo crítica.
Cuando queremos llevar la razón en cualquier negociación, conversación, es otra manera clásica de engañarnos, poniendo en peligro nuestro trabajo. Le colgamos el “san benito” a otro y aunque no nos lo creemos ni nosotros mismos, vamos así por la vida.
Recomendamos en estos casos: primero aceptar que algo inadecuado está pasando, segundo reconocer que está uno implicado en eso perjudicial que sucede y en un tercer paso y sólo si se dan los dos primeros, existe la posibilidad de cambiar la situación, pudiendo llegar a verdaderas transformaciones en el saber hacer.
Las transformaciones permiten pasar de tener una vida de segunda a una vida de primera, dejar de ser un equipo mediocre y aspirar a ser campeón. De ocupar puestos sin gran relevancia a trabajar en clubes con gran prestigio y solera, de la soledad al trabajo grupal de liderar deportivamente un club.
Todo se construye. Y cuando sostenemos un engaño de nuestros sentimientos, (que no son otra cosa que maneras de pensar) es para no reconocer algún deseo inconsciente, contrario a lo que decimos que queremos.
Una fórmula muy importante, cuando decimos que queremos algo, pero no podemos conseguirlo, en realidad lo que queremos es otra cosa, que no reconocemos. Porque cuando uno tiene las condiciones necesarias para conseguir algo y “no puede”, en realidad “no quiere”.
Y si preguntan ¿cómo se aprende a desear? A desear se aprende deseando, es decir con la repetición. Por ejemplo: ¿cómo se desea leer? primero hay que leer, y manteniéndose leyendo se llega a desear leer. A jugar se aprende jugando y después se podrá alcanzar la lectura como producción y el deseo de jugar, desde ahí reconstruir los pasos, los mecanismos que intervinieron en el proceso de aprendizaje.
La realidad que todos tenemos es la realidad que hemos sido capaces de producir y, algo tiene que ver con nuestros deseos inconscientes, aunque nos vaya mal. Algo se satisface en el sujeto aunque sea una derrota, un despido, un fracaso o un triunfo. Siempre algún deseo se satisface, aunque conscientemente se sufra, si investigamos el caso, llegamos a ver que algo se satisface en cada acto. A veces los deseos inconscientes de sufrir son tan grandes, tan necesarios para ese sujeto, que prefiere huir antes que perder. Hay que aprender a perder y después, viene lo más difícil, aprender a ganar.
Un líder, un director deportivo, un entrenador, un coordinador, un hombre debe aprender a ganar, a perder y a delegar. Y es más fácil aprender a perder que a ganar. Hay más intolerancia, en el sujeto, al éxito que al fracaso. Estamos más acostumbrados a los problemas, a la escasez, a la derrota que al triunfo.
La permanencia en la cresta de la ola y los niveles de liderazgo permanente conllevan un trabajo que está al alcance, sólo, del que no se creyó que ya consiguió, que ya ganó. No hay lugar al cual acceder desde donde poder decir: “ya llegué y no hago más”. Todo es con gran trabajo y sólo desde la repetición se accede al goce del triunfo. Triunfan los que permanecen.



Del Libro: FÚTBOL Y PSICOANÁLISIS

Autor: Dr. Carlos Fernández
Nº Reg. Prop. Intelectual: 6190/2010

lunes, 21 de noviembre de 2011

SENTIMIENTO DE CULPABILIDAD

Otro de los sentimientos que conforman nuestra personalidad, con influencia en la actividad laboral, familiar y social, es el sentimiento de culpabilidad asociado generalmente al sentimiento de inferioridad. Debemos recordar ese Super Yo del que hablamos antes. En todo sujeto hay un abogado interior que nos juzga, que nos dice lo que está bien y mal, de modo que las actitudes contrarias al bienestar en el club deportivo acaban generando culpa, por mostrar la existencia de deseos en conflicto con el buen quehacer. Deseos que suelen ser del orden del sadismo, la agresividad, el egoísmo a ultranza, la intolerancia hacia los demás.
En todos los trabajos, en todas las empresas y en un club de fútbol también, existen los llamados “delincuentes laborales” que son aquellos trabajadores con tendencia a robar, estafar o agredir a la empresa, teniendo comportamientos poco éticos, aun sabiendo que serán descubiertos. Cometen actos inconscientemente y justamente por estar prohibidos, ya que tras realizar el delito, y al ser sancionados sienten un alivio. Lo que se alivia es la culpa que les llevó a delinquir. Es decir que la culpa es previa al acto punitivo. El origen del sentimiento de culpa es desconocido, reconocen su mala acción, y aceptan tranquilamente la consecuente sanción, que produce un alivio, un reposo en ese sentimiento de culpa.
El SENTIMIENTO DE CULPA se reconoce como una falta ética que el sujeto experimenta ante el pensamiento o la realización de actos pocos lícitos, morales o éticos. A veces no es necesario que cometa ningún acto, les alcanza con pensarlo o fantasearlo para que aparezca este sentimiento. Cuanto mayor es el sentimiento de culpa sin sanción, mayor será la trasgresión, por lo que es importante sancionar estas situaciones para que pueda reintegrarse el trabajador a su tarea.
Hay situaciones en la vida, como la muerte de seres queridos, que puede traer un beneficio al sujeto (por ejemplo una herencia) o una separación matrimonial que puede afectar el desempeño laboral, pudiendo atentar sobre sí mismo por considerarse culpable de lo que sucedió. La intolerancia a aceptar como propios, ciertos deseos inconscientes que entran en contradicción, con la ética y la moral que nuestro abogado interior nos dicta como adecuados, nos puede llevar a la necesidad de un castigo y en el castigo llevar la penitencia.
Esto se puede apreciar en los jugadores de fútbol con cierta frecuencia, en las expulsiones, sanciones, incluso en el mecanismo etiopatogénico de algunas lesiones musculares, que impiden al jugador participar en importantes eventos.





Del Libro: FÚTBOL Y PSICOANÁLISIS (próxima publicación)



Autor: Dr. Carlos Fernández



Nº Reg. Prop. Intelectual: 6190/2010

viernes, 18 de noviembre de 2011

ANTES DE VOTAR -EL FÚTBOL EN EUROPA ¿PUEDE TRIUNFAR SIN TOLERANCIA?

ANTES DE VOTAR
EL FÚTBOL EN EUROPA ¿PUEDE TRIUNFAR SIN TOLERANCIA?


En todos los partidos de fútbol europeo se repite la lógica formal de lo universal y una dialéctica matemática donde se reduce el sujeto a una función. Quiero con esto señalar que: tanto en las competiciones caseras como en las internacionales, insiste lo que también sucede en otros ámbitos sociales, ¡¡la intolerancia!!.
Es a finales del siglo XIX y principios del siglo XX donde se pueden fechar los grandes hitos científicos que “nos piensan y dirigen” actualmente en Europa. Supongo que no debe ser muy diferente en otros continentes, cuyo fútbol, no he estudiado tanto.
Que los ingleses alcanzaran la patria potestad del invento y la prensa deportiva francesa fuera la primera en gestionar su difusión o que los equipos españoles e italianos sean los vencedores en el cincuenta por ciento de los torneos disputados y, que grandes capitales financieros inviertan en los clubes o que gran parte del “pie de obra” proceda del sur americano son efectos económico-políticos y no, la causa de nada.
La formación de los dirigentes, también los deportivos, es una demanda patente en Europa; así cuando el presidente de la FIFA, señor Blatter, resultó abucheado en la propia sede central de Suiza, abandonó la reunión alegando a la prensa: ¡que abucheen al presidente de la FIFA es intolerable e inadmisible! Podemos hablar del TAS o de los inconvenientes legales con la justicia ordinaria, por las denuncias del presidente de un club suizo, sobre la UEFA, impugnaciones en votaciones... Problemas que en una “gran familia” al hacerse públicas, no por sociales dejan de señalar su relación con lo ético y lo perverso.
La TOLERANCIA es clave en la gestión (arte de lo posible) que todo dirigente deportivo europeo lleva adelante. La salud, educación y cultura de nuestros deportistas, técnicos, profesionales y espectadores depende en gran parte de ello. Y la tolerancia por ideológica se transmite inconscientemente y se muestra en los actos, no sirviendo las medidas de buena voluntad para reprimirla o transformarla.
Desconocer estas premisas o cuestionar la existencia de métodos científicos es similar a manejarse en la vida cotidiana (deportiva) con tecnología del siglo XVIII.
En la gestión deportiva y en la economía política, con demasiada frecuencia hace síntoma social, es decir, se pervierte el espíritu y la ética deportiva, imponiéndose la moral de los poderosos y estafadores que quieren usurparnos la estética del balompié y otros bienes culturales.


Dr. Carlos Fernández
Médico Psicoanalista
www.carlosfernandezdelganso.com

¿CÓMO SE PRODUCE UN GRUPO DEPORTIVO?

Para trabajar la constitución del grupo podemos empezar diciendo que no hay producción de sujetos fuera de la producción grupal.
Pensaremos la producción del grupo desde el tiempo lógico, proceso psíquico de tres tiempos diferentes y sincrónicos en la formación de lo colectivo:
I) PRIMER CICLO o PRODUCCIÓN DEL GRUPO
II) SEGUNDO CICLO o PRODUCCIÓN DEL PROYECTO GRUPAL
III) TERCER CICLO o MATERIALIZACIÓN DEL PROYECTO GRUPAL
Los diferentes ciclos son topológicos, es decir, simultáneos en su formación y funcionamiento y, sólo desde la materialización del proyecto grupal se pueden leer los efectos en el equipo deportivo. El tiempo que interviene en estos ciclos es el tiempo psíquico o tiempo colectivo que se caracteriza por ser discontinúo (no cronológico, ni lineal, ni correlativo) puntuable desde el final, como un proceso, en el que intervienen el instante de la mirada, el tiempo de comprender y el momento de concluir en toda producción de un grupo deportivo. Y no es necesario que las leyes se conozcan para que actúen, no eximiendo de su cumplimiento el desconocimiento.
I) PRIMER CICLO
En el primer tiempo o ciclo de la Constitución del Grupo, veremos que “se juega como se entrena”, de modo que si se juega bien se está entrenando correctamente, dicho de otra manera no es que si concibo bien un grupo lo haré jugar bien, sino que si está correctamente enunciado está bien concebido el concepto grupal.
Los conceptos, mecanismos y operaciones que intervienen en la psicología colectiva o grupal de un equipo de fútbol, se relacionan con la formación de un:
A) Imaginario grupal,
B) Ideología grupal.
C) Deseo grupal.
Para ello deben ser elaborados e interpretados los “obstáculos” que se oponen a la producción del grupo bajo las estructuras del Yo, Superyó y Ello.
A1) Decimos que a la constitución de un imaginario grupal se opondrá el Yo (instancia psíquica que mantiene relaciones con la realidad exterior e interior de cada sujeto y relaciones Intersistémicas e Intrasistémicas). El Yo representa en la vida anímica la razón y la reflexión, y una de sus funciones principales es el movimiento.
En un jugador individual se escucha: “yo necesito, yo demando…” lo yoico, se diluye en la constitución del imaginario grupal. Disolución imaginaria (del orden de la imagen) de cada integrante para poder resolver, levantar el obstáculo que precozmente aparece en la constitución de todo proceso grupal.
Es decir de entrada todos “creemos” estar en posesión de un equipo ideal, una alineación concreta del equipo de fútbol, un mejor sistema de juego, todos creemos estar en posesión de alguna verdad, de modo tal que las indicaciones del entrenador a veces son “olvidadas” durante el entrenamiento e inmediatamente después de comenzado el partido puede no llevarse a cabo, en el terreno de juego, nada de que lo que se había hablado durante la semana de entrenamientos.
La construcción de un grupo permite la producción del equipo, en caso contrario serán las diferentes individualidades jugando amarradas a la libertad fragmentada de cada soledad, temor o esperanza las que se enfrentarán al contrario.
A2) El Superyó tiene, entre otras, las funciones de autobservación, conciencia moral y se relaciona con los ideales del sujeto, a su vez es el heredero del Complejo de Edipo y con ello una especie de “abogado interno” tendente a la perfección, mantiene así mismo relaciones con la realidad exterior. De modo tal que los obstáculos para la formación de una ideología grupal surgen del Superyó. Pudiendo decir que la función del Superyó es una especie de teología negativa: “no quiero, no necesito, no puedo, no hago…” un fantasma psíquico que cubre toda la escena del pensamiento. Y esto opera como una ideología negativa, y vimos que la ideología es aquello que determina la acción, no son las ideas, no es lo que digo que quiero hacer (entrenar, crecer, colaborar) es lo que hago (entreno, trabajo, me someto a una disciplina) y según la ideología haré o no haré, y según la ideología haré en contra del proyecto o haré a favor, y según la ideología haré a favor sonriendo o enfadado, y los resultados, los efectos (que siempre hablan del trabajo del sujeto) serán diferentes.
El Superyó se opone a toda novedad en el equipo de fútbol ya se trate de un compañero recién fichado, dieta nueva, entrenamiento diferente o un nuevo profesional.
Siempre hay consecuencias, siempre hay efectos, y son los productos los que hablan de uno, la acción dice de mi ideología. El sujeto no puede hablar de la ideología ya que es inconsciente, sino que la ideología habla en el sujeto a través de sus actos.
A3) El Ello representa las pasiones indómitas, es un caldero hirviente de pulsiones, y no conoce tiempos ni espacios. Únicamente le interesa mostrarse, aparecer aunque pusiera en peligro al sujeto. Esta fuerza desorbitada, este caballo salvaje tiene como jinete al Yo, el cual le intenta domeñar y tomando fuerzas prestadas del Ello para la vida cotidiana del sujeto, ya que el Yo tiene relaciones de servidumbre con la realidad, con el Superyó y con el propio Ello.
Los peligros que rodean al futbolista, al técnico, al directivo no difieren de aquellos que señalan la ética del cuidado corporal y la estética del deseo en cualquier humano. Pero el cuerpo, de un futbolista le pertenece en cuanto es un cuerpo grupal (no debe hacerse con el cuerpo cualquier cosa), y los sentimientos infantiles no deben dirigir los pensamientos adultos de un deportista. Por eso que el cuerpo y la personalidad de los futbolistas deben ser pensados grupalmente, ya que se producen entre otros, para que no supongan un obstáculo en el equipo.
Este tercer obstáculo para la producción de un grupo (el Ello) es de tal modo que si el Ello gobierna, sería un obstáculo a la producción del deseo grupal.
Concretando decimos, el Yo sirve a tres amos: la realidad, el Superyó y el Ello.
Los obstáculos que hemos visto se materializan en el intento de borrar (forcluir, repudiar) la diferencia radical entre tarea y actividad. Y diferenciar tarea de actividad es fundamental, ya que funda la diferencia que hay entre la producción de un grupo como tarea inconsciente (producirse como grupo) y los quehaceres, el entrenamiento, el saber hacer con lo grupal. Hay un decir que es hacer grupo y un saber con lo producido, ya que no hay grupo sin Líder y aunque el Líder lo designa el grupo no pertenece a él.
Partiendo de que: A) si hay grupo hay equipo. B) un equipo es un estado de ánimo y C) se juega como se entrena. La articulación Psicoanálisis-Fútbol precisará, para ser posible, un pacto previo entre los profesionales.
Sabemos que no hay estructura sin sujeto, ni sujeto sin estructura y el grupo no es un conjunto de sujetos, sino que produce sujetos que a su vez son el soporte material, con lo que podemos concluir que para poder pensar lo psíquico y lo grupal de un equipo es imprescindible, la presencia del psicoanalista, para que pueda leer e interpretar en toda Institución deportiva, los obstáculos que pueden dificultar la creación, desarrollo y mantenimiento de un departamento de fútbol.
Así mismo se habrán de construir las diferentes relaciones dentro y fuera de la Institución para la existencia material de la Institución en lo social, del club en lo deportivo y del grupo en lo histórico.
Hablar de lo grupal no es lo mismo que hablar del inconsciente, con lo que los deportistas, los directivos, y los técnicos no tendrán porque transformarse en especialistas de psicoanálisis, así como el fisioterapeuta o el abogado no tendrá porque conocer el manejo de las diferentes tácticas de entrenamiento en fútbol.
De la tarea se ocupará el psicoanalista, de las actividades los integrantes del club, sabiendo que habrá una tendencia (por los obstáculos mencionados anteriormente) a diluir la tarea (el trabajo del psicoanalista) en multitud de actividades para nada ingenuas donde estará privilegiado el narcisismo sobre el trabajo, la familia sobre el grupo, que no dejan de ser señales sintomáticas de lo personal (individual) sobre lo institucional (grupal)














Del Libro: FÚTBOL Y PSICOANÁLISIS






Autor: Dr. Carlos Fernández






Nº Reg. Prop. Intelectual: 6190/2010

jueves, 17 de noviembre de 2011

EN EUROPA ¿SE PUEDE TRIUNFAR SIN TOLERANCIA?

En todos los partidos de fútbol europeo se repite la lógica formal de lo universal y una dialéctica matemática donde se reduce el sujeto a una función. Con esto quiero señalar que tanto en las competiciones caseras como en las internacionales, insiste lo que también sucede en otros ámbitos sociales: intolerancia.
Es a finales del siglo XIX y principios del siglo XX en donde se pueden fechar los grandes hitos científicos que nos piensan y dirigen actualmente en Europa. Supongo que no debe ser muy diferente en otros continentes cuyo fútbol no he estudiado tanto.
Que los ingleses alcanzaran la patria potestad del invento y la prensa deportiva francesa fura la primera en gestionarla o que los equipos españoles e italianos sean los vencedores en el cincuenta por ciento de los torneos y que grandes capitales financieros inviertan en los clubes o que gran parte del “pie de obra” proceda del sur americano son efectos deportivos o económico-políticos, y no la causa de nada.
La formación de los dirigentes deportivos, es una demanda patente en Europa; así cuando el presidente de la FIFA, señor Blatter, resultó abucheado en su propia sede de Suiza, abandonó la reunión alegando a la prensa: ¡que abucheen al presidente de la FIFA es intolerable e inadmisible! Podríamos hablar de los inconvenientes legales que la justicia ordinaria, por las denuncias de un club suizo, hace recaer sobre la UEFA.
La TOLERANCIA es clave en la gestión (arte de lo posible) que todo dirigente deportivo europeo lleva adelante. La salud, educación y cultura de nuestros deportistas, técnicos, profesionales y espectadores depende en gran parte de ello. Y la tolerancia por ideológica se transmite inconscientemente y se muestra en los actos, no sirviendo las medidas de buena voluntad para imprimirla o transformarla.
Desconocer estas premisas o cuestionar la existencia de métodos científicos es similar a manejarse en la vida cotidiana con tecnología del siglo XVIII.
En la gestión deportiva y economía política, con demasiada frecuencia hace síntoma social, es decir, se pervierte el espíritu y la ética deportiva, imponiéndose la moral de los poderosos y estafadores que quieren usurparnos la estética del balompié y otros bienes culturales.
Dr. Carlos Fernández
Médico Psicoanalista
Especialista en Dirección Deportiva
www.carlosfernandezdelganso.com

miércoles, 16 de noviembre de 2011

EL FÚTBOL: UNA PLATAFORMA CULTURAL SALUDABLE









Tolerar la competición hace fuerte a los equipos. Tolerar la competencia hace grande a los clubes. Tolerar los resultados como efecto del trabajo realizado y continuar. En nuestra Liga BBVA, se pueden aprender algunas cuestiones fundamentales, tanto en formación de la cantera, como en la interminable formación de técnicos y otros profesionales que trabajan en las instituciones deportivas. Y ¿más allá de esto? Más allá, la formación de los ejecutivos, políticos y directivos nos lleva a formular preguntas, no para responder, sino para desplegar. Aprender a preguntar, la prensa deportiva por ejemplo tiene un derecho fundamental: aprender a preguntar. Los directivos tienen un derecho fundamental: aprender dónde y cómo se debe responder. Los técnicos tienen un derecho muy rentable: aprender a escuchar a los jugadores y estos tienen derecho a divertirse jugando. Los poetas del fútbol también tenemos algunos derechos: estudiar y escribir sabiendo que el fútbol cómo el arte genera humanidad y que no hay salud deportiva sin modelos ideológicos que así lo permitan. Esto también lo pueden leer en los libros. Con un balón de fútbol pueden jugar y divertirse más de veinte chavales. Con la lectura de buena poesía y escuchándolos pueden, estos mismos jóvenes, crecer cultos, jugar lindo y construir valores de camaradería y tolerancia. En un partido de fútbol televisado de la máxima rivalidad (supongamos un clásico, una semifinal europea o una final de copa) puede difundirse una ideología bélica y omnipotente o se puede transmitir la ética del juego y la estética del deseo, donde la pasión se produce siempre entre los jugadores, en los pactos entre los equipos de fútbol. La gran plataforma civilizadora (por ser un juego donde se puede cantar y bailar desde la grada) que es el fútbol, puede ser pensada (sin dejar de ser el apasionante juego que es) desde un concepto donde llegar lejos, a lugares donde no pueden llegar ni las balas.


















Dr. Carlos Fernández - ESPECIALISTA EN DIRECCIÓN DEPORTIVA-









www. carlosfernandezdelganso.com

martes, 15 de noviembre de 2011

ALGUNO DE LOS ASPECTOS SOCIALES Y CULTURALES DEL FÚTBOL














A que se debe el fenómeno de la “ola” en los estadios?








El fútbol ha sido pensado y trabajado en diferentes aspectos sociales y culturales, por ejemplo el Doctor Enrique Pichón Rivère, en los años 40 organizó equipos de fútbol con los pacientes de un hospital psiquiátrico en el que trabajaba, aplicando con ello una intervención innovadora en los tratamientos. El Dr. Pichón Riviére, trabajó la técnica de Grupo Operativos en Rosario, Argentina en 1958, él era médico, psicoanalista, hincha de River Plate, y un estudioso de los grupos. Y con respecto al fenómeno de “La Ola”, en los estadios, él planteaba que el fútbol era una especie de terapia y que lo que jugaba en cada futbolista era una proyección en la cancha de la mente de cada jugador, en este sentido los aficionados “llevan en volandas” con “La Ola” en esa “marea humana” a los jugadores hacia la victoria.








lunes, 14 de noviembre de 2011

¿SE PUEDE PRODUCIR EL TIEMPO?

No existe club deportivo sin futuro. El fútbol base es la base del fútbol por ello dejar crecer y contar con proyectos a medio y largo plazo es imprescindible en el grupo deportivo. El futuro se construye y el presente se trabaja. Un Directivo, un gestor, un líder en fútbol debe manejar variables a corto, medio y largo plazo. Un proyecto es posible si existe “Un Ideal de Porvenir” es decir las líneas estratégicas que permitan que esa ilusión se convierta en realidad y el método de trabajo necesario para apropiarse de esa realidad de futuro que se comienza a trabajar desde el presente. Para poder pensar esta situación acercaremos unos conceptos básicos de la epistemología sabiendo que nunca coincide lo pensado con la realidad producida por lo que los proyectos no deben ser rígidos y la capacidad estratégica debe moldearse en el camino ante los diferentes cambios y obstáculos, creyendo siempre en el proyecto y no dejarse abatir por lo personal ya que la desconfianza se contagia.
El estudio de conceptos epistemológicos: ruptura y descentramiento, tiempo real y tiempo histórico, sobredeterminación y multipledeterminación, trabajo real, trabajo teórico y trabajo práctico-técnico, son imprescindibles para aproximarnos a decir que un grupo en sus muestras más altas de funcionamiento puede ser definido por un encuentro entre “personas” que no se creen a sí mismas y cuya creencia fundamental son las palabras que todavía no han sido pronunciadas.
La llamada Industria del fútbol en Europa, ha crecido en el año 2007, un 9%, alcanzando los 12.600 millones de euros de ingresos.
Entrevistado Cesc Fábregas, jugador español que milita en el Arsenal (equipo inglés) a la pregunta del periodista ¿influye la edad del entrenador en la evolución del equipo? Respondió el futbolista desde la ética: “todo reside en si crees en lo que el entrenador te dice. Si te genera dudas, o no te gusta lo que te indican, es entonces cuando vienen los problemas” y continúo el centrocampista: “si todos los días hacemos las cosas bien y todo el día te sientes jugador y te mantienes haciéndolo bien, entonces el triunfo es más fácil”
Es decir: el que permanece es el que triunfa. El que sabe esperar no necesita hacer concesiones; para ello hay que aprender a tolerar la incertidumbre y cierta cuota de angustia. La angustia es una señal de que el deseo está presente y el sujeto inmerso en el juego de la demanda, donde sin necesidad no hay deseo.
Nadie nace sabiendo. Todo se aprende. Es gracias a la maestría del líder en su transmisión que se genera el deseo de aprehender. Lo que se desea son deseos, y lo que se transmite no es un estilo de pensamiento o de juego; es el Deseo lo que se transmite. Luego el lugar de la Dirección, de la Alta Dirección no habla de la talla, sino de la ética, de la función y de la estética que preside en toda Institución y todo Grupo.

Del Libro: FÚTOL Y PSICOANÁLISIS - próxima edición-










Autor: Dr. Carlos Fernández










Nº Reg. Prop. Intelectual: 6190/2010








jueves, 27 de octubre de 2011

EL LIDER: ESCUCHA EN ACCIÓN


Un líder sabe escuchar y eso marca la diferencia. Y ¿qué es escuchar? Desplegar la cuestión es uno de los elementos que puede incidir en la singularidad del resultado final, en una temporada deportiva, por la puntuación de cada partido de fútbol.
Partimos de los hechos, la importancia que “lo psíquico” representa en el trabajo de los profesionales que precisan, por formar parte de su función, tomar decisiones de Alta Dirección. Escuchar es un hacer altamente especializado, que requiere una exquisita formación por parte del líder. No existen Líderes que no funcionan, ya que se es o no se es Líder, porque ser líder es en relación a un grupo o un proyecto deportivo. Si no funciona es porque no ocupa “la función”, no se produjo en base a las necesidades grupales, siendo en estos casos cuestiones personales, prejuicios e ideologías los que actúan como obstáculo en la función de liderazgo.
El líder siempre es elegido por el grupo deportivo, al que sirve de cohesionador.
Tomar decisiones siempre es interpretar (hacer lectura grupal de una realidad concreta) con la incertidumbre de no poder saber a priori y, a la vez, mantener con responsabilidad el desarrollo y la materialización del proyecto deportivo-empresarial.
Cuando hablamos de lo psíquico nos referimos a: los afectos no afectan, los sentimientos son pensamientos sin elaborar, el deseo se contagia, la ideología se transmite inconscientemente, lo individual es colectivo…
La importancia de lo psíquico radica en que no hay acto humano desprovisto de afectos, sentimientos, ideología, deseo, grupo, imaginación, proyecto, realidad, pensamientos… Por todo eso siempre están presentes en la función de dirección:
a) los sentimientos (elaborados o contrarios a la tarea grupal)
b) el deseo grupal (motor de la necesidad y la demanda deportiva)
c) la ideología (individual y grupal trabajando para el proyecto)
Para ello debemos considerar: el manejo de la Variable Afectiva Grupal, desde la dirección por confianza, para la gestión emocional de los recursos humanos.
Abarcar todo el complejo entramado de mecanismos, sistemas y operaciones que intervienen en la variable afectiva nos alejaría de la pretensión que ilumina la presente exposición: que los dirigentes deportivos puedan contar con nociones claras y concretas, y cuando lo consideren necesario, con los especialistas en psicoanálisis deportivo.
Dejar pinceladas relevantes para precisar, la existencia de Procesos Psíquicos Inconscientes, que están presentes constantemente en la vida cotidiana y en el trabajo. Con ello señalamos uno de los factores fundamentales para la Escucha: Considerar el concepto Inconsciente como un gran aliado, que nos “habla y avisa” de las dificultades individuales y grupales que, de hecho, representan obstáculos en el trabajo.
El Psicoanálisis, descrito por el doctor Sigmund Freud en 1900, ha supuesto una revolución en las ciencias (así como siguen revolucionando las matemáticas y la física) permitiendo poder pensar de otra manera: el arte, la arquitectura, la tecnología, la medicina, el marketing, el deporte y sobre todo el trabajo grupal.








Del libro: FÚTBOL Y PSICOANÁLISIS - próxima edicicón-




Autor: Dr. Carlos Fernández




Nº de Reg. Prop. Intelectual: 6190/2010




miércoles, 26 de octubre de 2011

EN OTOÑO EL FÚTBOL SE INVENTA TODOS LOS DÍAS

En el paradigma poético que el fútbol (también) nos muestra, podemos disfrutar todas las semanas centenares de encuentros donde se juegan el campeonato todas las ideologías posibles.
Las noticias recogidas por la prensa, quieren dar cuenta de un fútbol de dos tendencias diferentes o que tal vez no existan tales diferencias y todo vale lo mismo a cualquier precio. Sin embargo el futbolista es el que se juega y cocina toda la verdad.
El futbolista profesional juega al fútbol bailando, corriendo o haciendo teatro si, para vencer, es necesario. Y el que diga lo contrario, no miente, si declara que nunca al fútbol jugó.
Por eso que al leer “opiniones” y escuchar “comentarios” pensé de inmediato en los sabios del balompié, que los hay muy sabios y están vivos, alguno en España reside al que todos debemos consultar.
Opina la prensa que: hay que difundir la noticia por escrito, sin grandes rótulos ni fotografías para informar que un entrenador de fútbol considera que no es posible ser futbolista y estudiar a la vez, pero si hay que tildar en grandes caracteres y acompañar con imágenes una presunción de índole sexual. Sabíamos ya de otras fuentes que el 60% de los jugadores internacionales, menores de 16 años, interrumpe los estudios.
Y no podemos pedirle al Real Madrid, ni al Barcelona, ni a Maradona…que arreglen la cuestión, cuando la ideología que anida inconscientemente en los dirigentes, técnicos y otros profesionales del balompié no permite aceptar la diferencia ética del fútbol representado y puesto en escena por artistas deseantes.
El futbolista sabe que el fútbol no olvida ni perdona.
Cuando la prensa, ávidamente leída y otras veces censurada, llega a manos del deportista, éste cuenta con los filtros y lentes necesarios para interpretar la realidad; no así los millones de lectores, según las cifras publicadas, que diariamente desayunan, comen, meriendan y sueñan con las noticias deportivas. Tal vez debamos transmitir la mejor formación posible para nuestros profesionales deportistas de la prensa, para que se difunda la mejor formación.
Si quieren me lo apropio, pero no es un invento del que suscribe, es un pedido de los trabajadores de la prensa, cuadros altos y cualificados solicitan: ¡¡¡mejor formación, mejor información!!!
El fútbol ya camina el otoño europeo mientras la primavera en el sur de americano nos indica una posible dirección: seguir trabajando, estudiando y escribiendo de éste maravilloso paradigma poético cultural llamado fútbol.


Dr. Carlos Fernández del Ganso
Médico Psicoanalista
Especialista en Dirección Deportiva
www.carlosfernandezdelganso.com

lunes, 24 de octubre de 2011

A LAS PREGUNTAS SIN RESPUESTA DE DON ALFREDO RELAÑO

Sr. Director del diario AS

El miércoles 27 de julio de 2011 leo en el diario AS, algo inusual en las editoriales de la prensa deportiva: un pedido del señor Relaño invitando a los lectores a participar en la producción y difusión de la prensa deportiva. Y con este argumento me tomo el placer de escribir esta carta que alguien le puede acercar.
Las cuatro preguntas que en voz alta y mirando de soslayo, a la audiencia, lanza a sus lectores son una invitación muy provocativa...¿Y?
Tal vez para que algún especialista en temas de arrogancia o desconfianza, pudiera proyectar alguna oscuridad ante tamaña luminosidad. Tal vez algún lector pueda desplegar los interrogantes que como dados soltó al azar veraniego de la pretemporada futbolística.
Las preguntas están encadenadas y son necesarias entre sí para el tema que usted desde hace tiempo se plantea. Además en los confines de su alma ¿no pensó alguna vez que en el fútbol, también, surgen situaciones aparentemente incomprensibles?
Sin más rodeo para lo que usted no tiene respuesta (o quiso que lo especificar un especialista) es para la ENVIDIA y dos de sus máscaras: la soberbia y el sentimiento de inferioridad.
En la historia del Real Madrid, no siempre hubo obstáculos para que un jugador fichara por el club blanco (muy al contrario el prestigio se vestía de merengue tanto para el vendedor como para comprador) sin embargo en lo que llevamos de siglo, lo que el Real Madrid suele comprar es caro siendo costosa su adquisición y, cuando vende es genero de segunda y más barato.
Usted señala en su editorial: ¿Qué hace mal el Madrid? ¿Es la desconfianza hacia la capital? ¿Es que se mueve con arrogancia y no sabe hacerlo¿ ¿Es sólo una moda irracional? Confesando que no tiene respuestas.
Los dirigentes y no el Real Madrid (institución señorial y deportiva) repito, los dirigentes de los clubes de fútbol, a veces, son prepotentes, narcisistas de más, arrogándose de soberbia, en un mercado de muchas vanidades, ante los demás. Podemos incluir a los periodistas, médicos, técnicos, agentes, familiares, jugadores y aficionados en este club de los que creen TENER o SER y poco necesitan que no se pueda comprar con dinero.
Del otro lado está la otra máscara de la envidia que viene representada por los mentirosos y mediocres que rodean el deporte o cualquier otra actividad laboral, estando ahí para dificultar el crecimiento de los jóvenes, aprovecharse del trabajo de todos y querer imponer sus opiniones como verdades científicas e incuestionables. Siendo el sentimiento inconsciente de inferioridad el mecanismo que interviene con frecuencia en estos casos sin diagnosticar. En este grupo se pueden incluir los mismos personajes nombrados anteriormente, siendo generalmente la actitud del miserable, del haragán, del eterno perdedor, del que raya el coche que nunca podrá conducir, similar al que nadie deja comer y menos gozar.
Es decir, a veces, la envidia del dirigente (o cualquier otro personaje) que compra se manifiesta en arrogancia y prepotencia del escudo que representa o el color del dinero que maneja, creyendo que sus trofeos son más valiosos que los del club que le paga y, a veces la envidia del dirigente que vende se manifiesta en el complejo sentimiento de inferioridad y culpa estropeando el negocio de varios, tal vez porque nunca podrá lo que al otro le atribuye.
No es desconfianza ni moda irracional, son sentimientos inconscientes presentes en cualquier negociación, por eso es tan importante la presencia de especialistas que sepan escuchar: qué sucede cuando beneficiándose varias instituciones y profesionales no puede llevarse adelante el trato.


Esperando no convencerle de nada, reciba un cordial saludo.

Dr. Carlos Fernández
Médico Psicoanalista
Especialista en Dirección Deportiva
www.carlosfernandezdelganso.com

domingo, 23 de octubre de 2011

EL BALÓN DE FÚTBOL ES UNIVERSAL











El balón de fútbol es universal. Sabemos que el fútbol es un paradigma grupal y cultural, es decir cualquier fenómeno social es reproducible en el mundo del fútbol y todo lo que sucede en el fútbol (a modo de un infusorio) tarde o temprano se reproduce en la cultura, la salud, la educación y la economía a nivel mundial, en este sentido decimos paradigma, que como tal se puede estudiar desde lo singular a lo general.
Ejemplos y fruto de ello son: la Ley Bosman, la creación de las SAD, el estudio de la xenofobia en los estadios de fútbol, la reglamentación de eventos internacionales de fútbol femenino, el arbitraje del TAS, la tutela de la cantera y fútbol base en cuanto a fichajes y contratos, la creación de asociaciones en los diferentes estamentos deportivos…y por todo ello es necesario la contratación de profesionales especializados en fútbol: abogados, periodistas, médicos, psicoanalistas, informáticos…
Siendo más productivo pensar el fútbol, como una producción humana, por ende un fenómeno universal (como el sueño y la familia). Ya que todos soñamos y todos tenemos familia. Todos hemos formado parte de un grupo, de hecho nacimos en una formación grupal como la familia. De ahí se desprende la importancia de los afectos en la evolución deportiva de un equipo.

viernes, 21 de octubre de 2011

FIFA: RESPECT. EL RESPETO ¿SE PIDE O SE GANA?

La FIFA, institución que representa el fútbol a nivel internacional y que cuenta con más países miembros que la ONU, pide RESPECT. Así se rotula, muestra y es anunciado en grandes carteles, en las camisetas de los jugadores internacionales y en la publicidad que acompaña todos sus eventos.
El respeto que se pide y exige, así dicen los cargos directivos de FIFA, es un efecto que representa la ideología de los dirigentes, mostrándolo en cada acto; lo que no significa sea representativo del fútbol, sino el producto de una doble determinación económica, es decir de una economía política y una economía libidinal desarrollando la ética de los poderosos en la perpetuación de lo mismo y por ende negándose una nueva temporalidad.
El respeto, como el amor, no necesitan remite, no se pide, se gana, no se puede imponer. El respeto se ejerce y cuando se pide a modo de fair play es para imponer los modelos ideológicos del estado. De tal modo que al pedir respeto, quedan los dirigentes fuera de todo lo deportivo que el fútbol es.
El fútbol es un juego, un deporte, un negocio o todo lo que se quiera decir y, en todos los casos el respeto al rival, al compañero o hacia los técnicos si no se entrena, no hay deportista aunque se pretenda futbolista, como no habrá maestría en el dirigente aunque se pretenda poderoso.
Y llama aún más la atención que desde que se pide respeto, los inconvenientes legales que ya se han mostrado en su organización y en el desarrollo de lo cotidiano, señalen un síntoma en los dirigentes que merece nuestra atención como psicoanalistas, al escuchar en el palco, en las gradas y en los vestuarios la queja del público, familiares, deportistas, periodistas y el malestar de algunos profesionales del balompié.
La demanda que escuchamos está más allá de la necesidad y el deseo más acá, es decir, con grandes caracteres se publica en prensa y se difunde en los congresos de dichas instituciones que: el gran avance del objeto tecnológico frente a los afectos y sentimientos que se generan alrededor del fútbol, precisan urgentemente de la escucha del psicoanálisis y, no para resolver nada del pasado, sino para producir y desplegar éste presente que se impone mundialmente.
El fútbol, todos y cada uno se lo puede tomar con buen humor (ahorrándose el gasto de un sentimiento) o hacer constantes chistes (con el consiguiente ahorro de gasto psíquico) pero no poder lo cómico, es decir no poder el ahorro de una representación concierne, en la función de los dirigentes, con la sexualidad perversa del inmovilismo, lo igual a sí mismo.
Directivos que junto con la cantera y el fútbol femenino forman parte del fútbol base, entonces del futuro más cercano.


Dr. Carlos Fernández
Psicoanalista y Médico especialista en Dirección Deportiva
Profesor de Psicoanálisis en la RFEF
www.carlosfernandezdelganso.com

martes, 11 de octubre de 2011

LA MEJOR MÁQUINA DEL MERCADO PARA LOS CLUBS DE FÚTBOL ....






La liga avanza de cabeza. De cabeza fue el gol de Aranzubia, arquero del Deportivo de A Coruña, consiguiendo un punto para su equipo. Felicitaciones al portero al que desde nuestra atalaya le recomendamos lecturas diversas y, así acostumbrar sus manos, al dulce papel de la poesía en cada entrenamiento.
Recomendamos desde aquí el poema “Tus Manos” de Nazim Hitmet a todos los arqueros o porteros del mundo. Si tiene verdadero interés en su profesión lo encontrará fácilmente y si lo solicitan lo puedo publicar en próximas entregas.
Seguimos felicitando al Sporting de Gijón digno representante del gusto por el balón, la cantera y la afición. Bravo!!!
Y cómo queremos mucho al Atlético de Madrid, del siglo pasado es el cariño por los colchoneros, queremos dirigirnos a la actual directiva del club rojiblanco para animarles a mantenerse en la decisión de crecimiento que tomaron hace unos años, posiblemente, a raíz del fallecimiento de uno de los presidentes más carismáticos y controvertido de la historia del Atlético de Madrid. Las dificultades que están teniendo son dignas de un singular psicoanálisis y, no para curar o resolver nada, sino muy al contrario para producir la salud que corresponde al nuevo club por el que llevan años trabajando y poniendo dinero del que todos, de alguna manera, disfrutamos o sufrimos.
Los proyectos de larga duración, y la mayoría de los clubes de fútbol lo son, se pueden beneficiar de contar para la Institución con la mejor máquina del mercado para puntuar situaciones conflictivas en el club, canalizar las emociones y así potenciar los valores que representan desde su fundación en 1903 al club: entrega, pertenencia, compañerismo, tradición, elegancia, trabajo, juventud, arraigo, pasión, colores cuya frontera es el balón, nuestro destino hacer sonreír a los niños, escuchar cantar a nuestra afición y conquistar trofeos para la historia ya centenaria del club.
Dr. Carlos Fernández
Médico Psicoanalista